952 33 77 99 info@asesorianeo.com

Muchos estaréis pensando que esto de estrategias de marketing no va con vosotros, que eso es sólo para grandes empresas. ¿cierto? ¿cuántas veces hemos escuchado estas palabras de boca de pequeños empresarios?.

En esta entrada te proponemos ocho estrategias de marketing para dirigidas a pequeños empresarios y autónomos para invitaros a la reflexión y que no supondrán ningún desembolso extra y  sí, algunos beneficios ¿seguimos leyendo? Ahí van nuestras recomendaciones:

Estrategias de marketing para pymes y autónomos

Segmentar nuestro mercado.

Lo colocamos en primer lugar porque es sumamente importante pero, ¿qué significa segmentar? Significa centrarnos en un tipo determinado de clientes, así conoceremos bien cuáles son sus preferencias, gustos…. y podremos ofrecerle el producto que desean adaptado a ellos. Si queremos abarcar un amplio mercado, al final no nos estaremos especializando en ninguno y no seremos capaces de ofrecerle el servicio adecuado, por lo que nuestro esfuerzo no se verá recompensado.

Especializarse en un determinado tipo de producto.

Igual que en el caso anterior, si ofrecemos una amplia gama de productos quizás nunca lleguemos a ofrecer un producto de calidad, en cambio si nos centramos en uno o un grupo reducido de productos o servicios, lograremos que sea de excelente calidad y además, el cliente tendrá la percepción de que nuestra especialización, aumenta su valor.

Contar con una diferenciación.

Todos conocemos la amplia competencia, que existe por tanto tenemos que lograr que nuestro producto o servicio sea diferente, añadirle características que lo hagan diferente al resto. La pregunta que nos tenemos que hacer es ¿que tiene distinto lo que ofrecemos para que nos elijan a nosotros?

Contar con testimonios.

Un cliente satisfecho es la mejor referencia para nuestro negocio. Por tanto, debemos tratar de recoger los testimonios de nuestros clientes para ofrecerlos al resto como “sello” de calidad, esto es un punto a favor que atraerá a más clientes. Actualmente Internet permite incorporar esta información a nuestra web ganando con ello una buena reputación.

Hacer publicidad en Internet y participar en redes sociales.

Es esencial contar con una participación activa en redes sociales y posicionarse en Internet a través de buscadores o banners publicitarios.  Páginas como Facebook o Twitter, las cuales son visitadas por millones de personas diariamente,  pueden ayudarnos a darnos a conocer. Cosa que no conseguiremos si centramos nuestra estrategia de comunicación en el boca a boca. Existen además cientos de directorios gratuitos de empresas donde publicitarte y llegar a más posibles clientes.

Ofrecer atención personalizada.

Cada cliente es diferente, por eso debemos preocuparnos por conocer sus preferencias y darle una atención personalizada a cada uno de ellos. Por ejemplo: supongamos que tenemos una pequeña tienda de ropa, no es lo mismo la manera de atender a una clienta de 20 años que a una de 40. Además frente a las locuciones y centros de atención al cliente totalmente frío y automatizado, la atención personal, es un valor para las pymes que debemos aprovechar.

Obsequiar al cliente.

Tener pequeños detalles con el cliente hará que estos se sientan valorados por nosotros. Otra opción es aplicar descuentos en las facturas que emitamos para que perciban que no solo nos preocupamos por captar nuevos clientes sino por fidelizar a los existentes.

Comunicarse con el cliente.

Visitar al cliente, tenerlo informado de las novedades de nuestra empresa y no perder el contacto con ellos aún en épocas en las que no le estamos dando servicio puede llegar a ser muy importante para futuras relaciones comerciales.

Hasta aquí nuestro consejos sobre estrategias de marketing,  aplicarlo paso a paso y de manera adecuada puede  darnos grandes beneficios en el futuro.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!